jueves, 5 de diciembre de 2013

El Yelmo (26/10/2013)

La segunda etapa de nuestras "cuatro cumbres para cuatro meses", esta vez con bastantes bajas. Nuestro plan era hacer el Yelmo, pero no por la "autopista" habitual, sino subiendo por el Hueco de las Hoces desde el parking de Canto Cochino. El tiempo no pintaba bien, de hecho la Pedriza parecía Mordor desde la carretera y nos recibió con un chaparrón de miedo. Debido a la niebla y al desconocimiento de la ruta nos desviamos un pelín más al sur, por lo que variamos en plan inicial...


El caso es que acabamos subiendo al Collado de la Pedriza desde Canto Cochino, tomando la Gran Cañada, para acabar subiendo por la Senda Maeso; el desvío hizo que, al final, nos quedara una ruta espectacular a pesar de la niebla: la subida por la Senda Maeso es preciosa y, en cuanto a la bajada, la hicimos por donde pensábamos subir, el Hueco de las Hoces, un barranco incómodo pero muy bonito.

En la toma de Google Earth podéis apreciar cómo íbamos convencidos de estar subiendo por el Barranco de los Huertos hasta que nos cruzamos con la Senda de las Carboneras, ya cerca del Collado. Al ver que no encontrábamos un barranco para subir, sino un suave paseo y un Collado, nos dimos cuenta del error (Alberto se llevó el premio). Así que improvisamos y en lugar de dar la vuelta a Carboneras, seguimos hasta la Senda Maeso.



En las siguientes fotos, podéis ver el cruce de la Gran Cañada con la Senda Maeso, y una cabra observando...



... a unos "gorilas en la niebla"...


Subiendo la Senda Maeso, la nieblas comenzó a despejarse. la subida es preciosa, entre grande bloques de granito, jaras y enebros, bastante bien señalizada:






Cuando la niebla se retiraba un poco las vistas eran espectaculares...


Hasta que se volvía a cerrar


Tras un buen rato, abriéndose ya la niebla llegamos a la pradera del Yelmo y de ahí a la subida clásica hacia las chimeneas, con estas vistas


Y aquí nos quedamos. Problemillas con las chimeneas, consecuencia de nuestra inactividad evitaron que hiciéramos cumbre...
Aquí nos veis acercándonos a las chimeneas


Y aquí, el porqué no seguimos...

Lo que no evitó que disfrutáramos del sol cerquita de la cumbre de un pequeño almuerzo


 Para compensar, la bajada por el Hueco de las Hoces no fue todo lo cómoda que esperábamos, aunque muy bonita





Con figuras como la del Camello...

...Cabras que se subían a los árboles

Para acabar con las cervecitas en Canto Cochino, con vistas al objetivo no alcanzado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.